RSS
 


José, hijo de Jacob: el primer gran especulador

28 Jan

José interpretando los sueños del faraón, Arthur Reginald, 1894

La Biblia está llena de historias extrañas, episodios crueles, arbitrariedades divinas y otras enseñanzas en absoluto piadosas. En esta ocasión, os traigo una parte de la historia de José, el undécimo hijo de Jacob, y patriarca de dos de las doce tribus de Israel.

Como he dicho, José era hijo de Jacob, también conocido como Israel. Desde pequeño tuvo una misteriosa relación con los sueños. En primer lugar los tuvo premonitorios y en segundo lugar era un experto interpretándolos. De ahí que, después de ser vendido como esclavo por sus hermanos y llevado a Egipto, por razones que no vienen a cuento, tuvo la ocasión de interpretar uno de los sueños del faraón. En dicho sueño, básicamente, el faraón veía como del Nilo salían siete vacas hermosas y robustas que eran devoradas por siete vacas feas y escuálidas que venían detrás (Génesis, 41:1-4).

La interpretación de José fue que las siete vacas primeras significaban siete años de abundancia y buenas cosechas y que las siete segundas, significaban siete años de sequía y hambruna (Génesis, 41:14-36). Ante esta perspectiva, el faraón no sabía qué hacer y como nadie le dio mejor consejo que el de José, lo nombró “primer ministro” a pesar de que, hasta ese mismo día había estado preso por no acceder a los encantos de la mujer de Putifar. Pero eso es otra historia.

Así pues durante los siete años de abundancia José recorrió todos los campos de Egipto requisando un quinto de las cosechas hasta el punto de perder la capacidad de contar la cantidad acumulada en los graneros del faraón. Pasados los siete años, y sin decir ni esta boca es mía acerca de los siete de hambruna que se cernían sobre el país, José se preparó para recoger los beneficios de su plan.

De ese modo, cuando la gente empezó a tener hambre y a pedirle una solución al faraón, este les envió a José, quien les empezó a vender el grano que ellos habían cultivado y que José no había pagado (Génesis, 47:13-14). No contento con eso, cuando el pueblo se quedó sin dinero y volvió a José sucedió lo siguiente:

“15 Y cuando ya no hubo más dinero ni en Egipto ni en Canaán, los egipcios acudieron en masa a José para decirle: “Danos de comer. ¿Por qué tendremos que morir ante tus propios ojos, por falta de dinero?”. 16 José respondió: “Si ya no hay más dinero, entreguen su ganado y yo les daré pan a cambio de él”. 17 Ellos trajeron sus animales a José, y él les dio pan a cambio de caballos, ovejas, vacas y asnos. Y durante aquel año los abasteció de víveres a cambio de todos sus animales.” (Génesis, 47)

Así que además de haberles despojado de todo su dinero, les despojó también del resto de sus medios de producción, aunque no contento con esto, siguió el expolio y les arrebató las tierras y la libertad, con lo que convirtió al hasta entonces pueblo libre de Egipto, en esclavos:

“19 Pero ¿por qué tendremos que morir ante tus propios ojos, nosotros y nuestras tierras? Aduéñate de nosotros y de nuestras tierras a cambio de pan. Así el Faraón será dueño de nosotros y de nuestras tierras. Danos solamente semilla para que podamos sobrevivir. De lo contrario, nosotros moriremos, y el suelo se convertirá en un desierto”. 20 De esa manera, José adquirió para el Faraón todas las tierras de Egipto, porque los egipcios, acosados por el hambre, vendieron cada uno su campo. La tierra pasó a ser propiedad del Faraón, 21 y el pueblo quedó sometido a servidumbre de un extremo al otro del territorio egipcio. ” (Génesis, 47)

Como veis, José era todo un capitalista, que abusó de su posición de poder, se aprovecho de información privilegiada y luego especuló con el hambre y la desesperación de un pueblo. Todo, una historia muy edificante… para nuestros banqueros, claro.

 

Tags: , , , , , , , , ,

Leave a Reply

 

 
  1. Primer aniversario | Cuartillas de un ingeniero humanista

    June 2, 2013 at 3:17 pm

    [...] José, hijo de Jacob: el primer gran especulador Publicada el 28 de enero de 2012. En esta entrada analizo una de las “enseñanzas” de la Biblia. [...]

     
  2. jerik

    July 16, 2013 at 5:00 am

    joer , el estado ya jodiendo al ciudadano… desde hace mas de 2000 años.